Abuelos Niños

INFLUENCIA DE LOS ABUELOS EN EL DESARROLLO DE LOS NIÑOS

Abuelos NiñosAquellos que hemos podido disfrutar de largos veranos en el pueblo con los abuelos, paseos por el parque, juegos, carantoñas y también alguna que otra regañina guardamos un recuerdo tierno e inolvidable que ha influido, seguramente, en nuestra forma de ser.

Y es que, a pesar de que no son muchos los estudios que existen en torno a este tema, el contacto en la infancia con los abuelos es muy positivo en ambos sentidos, siempre y cuando se sepa asumir el papel que corresponde a cada uno. Es evidente que no podemos negarnos a algo tan natural como el contacto intergeneracional que ha existido, existe y existirá.

Los abuelos forman parte de la historia personal de cada uno de nosotros y cada vez son mayores las responsabilidades que deben asumir. El estrés del día a día, el reclamo laboral de los padres o la diversidad de núcleos familiares hacen que los necesitemos en muchos más momentos de la rutina diaria.

Pero, ¿en qué sentido influye esta relación en el desarrollo de nuestros hijos?

Los abuelos son entrañables, cariñosos, tranquilos y transmiten toda una serie de valores humanos, lo cual es muy positivo para el desarrollo emocional de los más pequeños.

Su confianza hacia los nietos, admiración, sus continuos cuidados y preocupación, su afecto y cariño incondicional son una pequeña inyección de seguridad en sí mismos y autoestima en los pequeños corazones.

Por otro lado, su experiencia en la vida, sus conocimientos, sus “batallitas”, su sabiduría, sus respuestas y el período de tiempo, cada vez mayor, que pasan con ellos aportan al desarrollo de los niños un componente educativo muy importante. Los abuelos se convierten en una fuente de conocimiento muy enriquecedora para sus nietos.

Sin embargo, no sólo los pequeños se benefician de este contacto, sino que los abuelos también obtienen una importante parte positiva.

Con la llegada de sus nietos, los abuelos “rejuvenecen” y sufren una renovación general en sus vidas. Los pequeños les dan vida, los activan y los mantienen ocupados. Vuelven a sentirse “útiles” dentro de una etapa de sus vidas en las que los sentimientos empiezan a ser otros.

La autoestima de los mayores también sale reforzada ya que sus “nuevas responsabilidades” potencian su propia autorrealización y motivación.

Sin embargo, es importante que los abuelos asuman su papel de abuelos y no traten de sustituir a sus propios hijos en cuanto a tomar decisiones referentes a la educación de los nietos. Los abuelos están para ayudarnos, darnos sus opiniones y aconsejarnos.

En la mayoría de los casos, expresar lo que nos han aportado nuestros abuelos es algo indescriptible, es un sentimiento tan profundo que no existen las palabras adecuadas para darlo a conocer. Al fin y al cabo es la “química” que se establece sin ningún tapujo y maldad por ninguna de las partes. Probablemente, ésta sea una de las relaciones más sanas que cada uno vayamos a tener a lo largo de nuestra vida. Hablar de los abuelos, en la mayoría de los casos, es hablar con el corazón.

Abuelos Niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>