cookie-jar

10 Consejos para que tu hijo valore las cosas

Valores en los Niños

Una de las quejas más comunes en los padres de hoy, es que sus hijos no valoran las cosas que tienen. Todos los días llegan a casa diciendo que han perdido los guantes, gorro o su bufanda; que no saben donde han dejado sus juguetes, rompen las cosas sin ningún sentido de pérdida, etc.

¿Como podemos enseñarle que todas sus cosas cuestan dinero y esfuerzo, y que las debe cuidar?

1. Transfiere la responsabilidad al niño.

Ha de ser él el que sea responsable de sus cosas.

2. Simplifica.

Debemos pensar en lo esencial, pues a veces tendemos a pensar que cuantas más cosas tenga mejor, pues más tendrá para elegir.

3. Compra con la participación de tu hijo.

Desde la compra de cosas para el colegio o para su equipo para el campamento de verano, siéntate con él para hacer una lista, y llévalo a la tienda a escoger sus cosas.  Al comprar cada cosa, haz que tu hijo anote el precio en la lista.

4. Enseña a tu hijo a hacer un inventario.

Ayúdale a hacer una lista de las cosas del colegio que tiene que meter en la mochila, por ejemplo.  Así él estará pendiente de ellas.

5. Establece rutinas.

Con lista en mano, antes de dormir, tu hijo siempre debe hacer su mochila, asegurándose que la tarea esté completa y que su estuche de lápices esté listo para el día siguiente.  Enseña a tu hijo a guardar su ropa cuando se la quite, por ejemplo.

6. Organiza los espacios.

Unas repisas con contenedores para los guantes y calcetines, ganchos para colgar los abrigos, una caja con los lapiceros para hacer los deberes: si hay un lugar práctico para todo, será más fácil exigir que tu hijo guarde todo en su lugar.

7. Preparados para lugares distintos.

Hay una lista de cosas para ir a casa de los abuelos, y otra para la clase de karate, por ejemplo.

8. Dale a tu hijo los medios para reponer cosas perdidas.

Si él recibe “paga”, puede pagar lo que pierde. Si no tiene nada que invertir, no tendrá nada que perder y no le importará cuidar las cosas.

9. No le compres todo lo que te pide.

El hecho de ahorrar para conseguir algo le enseña que las cosas cuestan esfuerzo, paciencia y constancia.  Va a cuidar lo que a él le cuesta, y va a ser natural que cuide su propia inversión.

10. Sé paciente.

En un momento dado, hasta tú pierdes las cosas.  Cuidar lo que tienes es un hábito que se construye con la práctica.  Sin embargo, ningún objeto perdido vale más que la buena relación con tus hijos.  Si el proceso va mejor, entonces celebra los logros pero no te obsesiones con los errores por el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>